15 de julio de 2007

Sphaerophoria scripta

Los sírfidos (latín Syrphidae) son una importante familia de dípteros que liban el néctar de las flores adoptando el aspecto de himenópteros como las abejas y las avispas, con las que son fácilmente confundidos.


El tamaño es muy variado, con especies que miden pocos milímetros y algunas muy grandes. Predominan colores pardos, anaranjados o amarillos, casi siempre con bandas bien marcadas sobre el abdomen.

Han sido descritos unos 200 géneros y alrededor de 5400 especies. Son muy frecuentes sobre las flores, de las que se alimentan como adultos, consumiendo principalmente néctar pero también polen, con lo que son importantes agentes de polinización zoófila. El aspecto de los adultos es mimético del de ciertas abejas y avispas que frecuentan los mismos ambientes, con las que deben ser confundidas por los depredadores en un ejemplo notable de mimetismo batesiano.
Los sírfidos comparten el rasgo anterior con los bombílidos, otra familia de moscas. Sin llegar a superar a éstos últimos, demuestran una extraordinaria capacidad para el control del vuelo, siendo capaces no sólo de suspenderse inmóviles en el aire, sino de avanzar en cualquier dirección sin girar el cuerpo. Su nombre en inglés se traduce como «moscas cernidoras» o «moscas cernícalo» (hover flies), aludiendo a esa habilidad. En la divulgación en castellano se llaman más a menudo «moscas de las flores».

Para distinguir un sírfido de un himenóptero hay que fijarse en las antenas, muy breves como en otras moscas, y en los ojos, más grandes que los de las avispas y abejas, sobre todo en los machos, donde tienden a juntarse en la parte dorsal de la cabeza. Además como dípteros que son, sólo portan dos alas funcionales, convertidas las otras dos en balancines, pero este rasgo no siempre es fácil de verificar, porque los himenópteros posados suelen llevar sus alas acopladas. Algunos sírfidos, como los de los géneros Eristalis y Volucella, tienen el cuerpo cubierto de pelo al estilo de las abejas, mientras otros, como los de los géneros Melanostoma o Sphaerophoria, son básicamente lampiños, como las avispas, a las que imitan también en el fuerte contraste de sus colores.
Fuente: Wikipedia

2 comentarios:

abedugu dijo...

La foto es preciosa, nítida y muy bien de luz y color.

Antonio J. Muñoz dijo...

Gracias, porque la luz no era muy propicia para sacar la foto y estas moscas no son muy confiadas que digamos. Me dió el tiempo justo para la foto.