6 de octubre de 2008

Predicando y con el mazo dando.

A pesar de su nombre popular, "Santa Teresa", no se trata precisamente de que esta maravillosa criatura sea precisamente "santa", pues tienen una mala leche de las que pocos bichos pueden hacer gala.La postura defensiva de la mantis religiosa es levantando el abdomen y abriendo las alas, las cuales frotan y emiten un ruido como si fuese el silvido de una culebra, además, ponen sus patas delanteras prensiles abiertas mostrando los dibujos de su cara interior y giran la cabeza hacia el origen de la amenaza. Se balancean y si la amenaza entra dentro de su radio de acción, lanzará un ataque fulminante que no dará tiempo a evitar, quedando capturado entre sus garras. A mí me pilló el dedo varias veces y en alguna intentó además morder. Menos mal que no son de mi estatura, que si no, ahora sería pasto de su voraz apetito...

4 comentarios:

Leodegundia dijo...

:-) Lo primero alegrarme un montón de ver que volviste a abrir la puerta de tu casa y lo segundo felicitarte por esa maravilla de fotografía y por las explicaciones que das.
Jaja, tienes razón en que este animalín no es de tu tamaño si no no lo contabas.
Un abrazo y feliz regreso al mundo bloggero.

Montse dijo...

Yo también me alegro de tu vuelta.
Este pequeñín parece que tiene mal carácter.
¿Es cierto que la matis mata a su pareja después de ser fecundada?
Un saludo

Juan Martin dijo...

Hola Antonio, muy buen blog. esta es la dirección de mi blog, por si quieres echarle un vistazo.
Saludos cordiales
Juan Martin.

http://juanmartin1948.blogspot.com/

Carmela dijo...

Jaja! qué hermoso insecto, me parecen animales elegantísimos, qué buen blog!
Me alegro toparme con el, me pone de buenas!