10 de agosto de 2007

La progenie de la chicharra.

El pasado domingo, tras unas semanas sin salir al campo, me apetecía muchísimo, así que preparé las cámaras y llamé a un amiguete aficionado a plantas y bichos como yo. No tuve que convencerlo mucho y veinte minutos después estábamos camino de la naturaleza. Salimos tarde, pues eran ya las once de la mañana y el sol nos propinaba ya con una temperatura considerable, no obstante, la afición puede y no lo pensamos ni dos segundos. Subimos monte hasta llegar al punto acordado. No tardamos nada en dar con el descubrimiento del día, lo encontró Carlos, uno de mis colegas de escapadas a la naturaleza.

Era un ejemplar hembra de chicharra, le hicimos unas fotos y yo no me dí cuenta de lo que hacía, tan sólo noté que el abdomen lo tenía ligeramente curvado hacia el tronco. Postura nada habitual para las chicharras, eso nos levantó las sospechas de que podía estar segregando alguna sustancia o bien haciendo una puesta. Haciendo una aproximación más detallada, logramos captar esta foto:



La hembra ¡estaba perpetuando la especie!. Es muy curioso cómo las chicharras hacen sus puestas, pues Carlos un gran investigador en el tema me comentaba que hacían incisiones en los tallos con una especie de oviscapto que les salía del abdomen. Justo lo que acabábamos de fotografiar. La hembra estaba haciendo pequeñas incisiones en el tallo para insertar en ellas a su descendencia.



En el tallo seco había hecho por lo menos un centenar de perforaciones en donde había depositado en cada una un huevo.

Curioso comportamiento, pues las larvas que de ahí saldrán lo primero que harán será irse al suelo y cavar una galería para comenzar su vida subterránea, pues allí pasarán los próximos años, si, digo bien, los próximos años, pues algunas clases de estas chicharras pasan hasta 17 años bajo tierra, alimentándose de raíces. Nosotros sólo las vemos y oímos en la última etapa de sus vidas.
Fotos: Kodak DX 6490 + Raynox DCR250

3 comentarios:

abedugu dijo...

Maravillosa lección la de hoy que yendo además acompañada de esas magníficas fotos logrará que no se nos olvide nunca.
Las tres fotos son muy buenas, pero la segunda es de premio.
Da gusto venir a esta clase.
Un saludo

Anónimo dijo...

Una amiga me recomendo que pasara por tu blog y no me arrepiento al contrarío estoy de enhorabuena,porque he encontrado un maestro, te visitaré con cierta frecuencia,de momento estoy fuera.

Saludos Lidia01

Antonio J. Muñoz dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Lo cierto es que últimamente estoy teniendo mucha suerte con los insectos que estoy encontrando. Me están brindando la ocasion de fotografiar cosas como esta.