7 de agosto de 2007

Thomisus Onnustus - Cuidando la puesta

La araña cangrejo tiene un comportamiento muy peculiar, pues tras realizar la puesta, su abdomen se queda muy reducido, mostrando dos protuberancias a los lados. Esta reducción del tamaño de su abdomen es debida a dos causas fundamentales. Primera, la gran cantidad de seda consumida en la construcción del saco contenedor de la puesta y la segunda razón la propia puesta en sí.

Tras este duro trabajo, la hembra se queda custodiando su puesta. Esta tarea de cuidado de su progenie, la lleva prácticamente a su muerte, pues agotará las pocas reservas que le quedan en su abdomen para realizar esta tarea. Para ello, reducirá drásticamente sus movimientos, tan sólo realizando esfuerzos para defender su puesta.



No he podido comprobar tal observación al 100% puesto que todavía no he llegado a ver esta situación extrema de sacrificio para perpetuar la especie. Pero sí he podido ver cómo el abdomen queda reducido prácticamente del todo, quedando la apariencia de un pellejo seco.

2 comentarios:

abedugu dijo...

Interesante la explicación e impresionantes las fotos.
:-)) Llevo dos días para fotografiar una avispa y lo único que logré es sacarle las posaderas cuando sale zumbando.

Antonio J. Muñoz dijo...

Gracias, ciertamente estas probando con uno de los más complicados para fotografiar, pues las avispas suelen salir volando en tal que te acercas. No obstante, ya sacas algo, yo cuando empezaba, lograba sacar sólo la flor, la abeja o avispa ya se había ido... jajaja...