1 de octubre de 2007

Sphodromantis viridis

Estas magníficas mantis, son originarias de África y están presentes en la Península Ibérica.



Esta especie es una de las más grandes que he encontrado este verano, aproximádamente entre 8 y 9 centímetros. el ejemplar de la foto es una hembra. A pesar de su nombre científico, "viridis", que significa "verde", también presentan el color de la mantis de la foto. un claro distintivo de esta especie es la mancha blanca que presenta en el lateral de las alas, los machos también la presentan. Las hembras, poseen alas y pueden volar, pero por su gran tamaño no pueden más que utilizar los vuelos para dejarse caer de rama en rama.

Presentan una voracidad fuera de lo común, incluso más que las mantis religiosas. En la foto superior está comiéndose un saltamontes que como podéis observar, intenta zafarse de la mantis a pesar de haber perdido la cabeza.

4 comentarios:

Abedugu dijo...

La naturaleza a veces nos muestra actos violentos como el de la foto pero que no se deben a violencia gratuita, es supervivencia. De todas formas da pena por el bicho comido.
Un saludo

Anónimo dijo...

Que estampa tan cruel pero que real. Los animales realizan estos actos por necesidad y mantenimiento del ecosistema. Los humanos realizamos los mismos actos pero con conocimiento de hechos. Hacía tiempo que no te dejaba un comentario, pero no he desertado el visitarte y empaparmem de tus artículos. ¿Para cuando el otro? Saludos Licinia01

Tawaki dijo...

Acabo de aterrizar por aquí siguiendo la recomendación de Abedugu.

Aún tengo que darme una vuelta, pero lo poco que he visto me parece excepcional. Enhorabuena por el blog y un saludo.

Leodegundia dijo...

Paso muchas veces por aquí pero veo que sigues teniendo la casa cerrada. :-) Ya cambiamos de año ¿no piensas volver a publicar nada?, se te echa de menos.
Un abrazo